Solteros
  Fecha:  
5x5
Terra Linea Punteada Emol Linea Punteada Lun Linea Punteada La Segunda Linea Punteada Gobierno Linea Punteada Sii Linea Punteada Gmail Linea Punteada Hotmail Linea Punteada La Nación Linea PunteadaFlickr Linea Punteada Youtube Linea Punteada Fotolog Linea Punteada Servipag Linea Punteada Mapcity
Solteros
Contenido
bg titulos
5x5
Datos para Divertirse
 
Linea segmentada
5x5
Flecha Título
Flecha Transparente CHILE ERÓTICO Flecha
Flecha
5x5
 "SEXUALIDAD"
Masajes de Relajación, Masajes Sensitivos, Masajes Eróticos
"PRINCIPALES ENFERMEDADES DE TRANSMISIÓN SEXUAL (ETS)"

VIRUS DE INMUNODEFICIENCIA HUMANO (VIH)

Los síntomas se presentan de 6 a 12 meses después de la infección, sin embargo puede no haber síntomas por 10 o más años. En el hombre se produce la inflamación de ganglios linfáticos, fiebre recurrente, sudoración nocturna, perdida de peso repentina, fatiga, diarrea, infecciones inusuales y recurrentes.
En la mujer se produce la inflamación de ganglios linfáticos, fiebre recurrente, sudoración nocturna, perdida de peso repentina, fatiga, diarrea, infecciones inusuales y recurrentes.

Las formas de contagio son a través de fluidos corporales: sangre, semen, fluidos vaginales, leche materna. Durante el sexo vaginal, sexo anal y sexo oral, compartiendo jeringas, dando de mamar y de madre a feto.

Diagnóstico: solo mediante un examen de sangre (ELISA) y Western Blot.

Tratamiento:: No existe cura. Algunos medicamentos pueden aliviar los síntomas.

Consecuencias si no se trata: La enfermedad es incurable, puede causar SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida), neumonía, cáncer, u otras infecciones que toman ventaja del sistema inmunológico debilitado, eventualmente causa la muerte.

Formas de protegerse: Uso de Preservativos, Limitar el número de parejas sexuales y abstinencia sexual.

 

AFTA

Conocida también como candidiasis, esta afección es causada por el organismo Candida albicans (tipo de hongo). El organismo suele habitar de forma inocua en la vagina y en la boca, pero a veces se multiplica y provoca una infección, afectando en las mujeres a la vulva o la vagina, y al pene en los hombres. Son medidas preventivas el llevar ropa interior de algodón y evitar las prendas ajustadas.
En las mujeres puede aparecer una secreción blanca y espesa de la vagina, hinchazón de la vulva, molestias y dolor al orinar y un picor en la zona genital o anal. En los hombres puede aparecer inflamación del pene y sarpullido, erupciones o manchas que pueden extenderse hasta cubrir el escroto.

 

CANDIDIASIS VAGINAL

La Candidiasis Vaginal o comúnmente llamada Cándida es una infección en la vagina causada por un hongo o levadura. Es conocida también como hongo vaginal o monilia.
El organismo que causa esta enfermedad es el mismo que provoca la candidiasis bucal y la del esófago o garganta. También puede crecer en la sangre y generar una infección muy seria.
La enfermedad se da cuando los gérmenes crecen demasiado en la vagina. Normalmente, la levadura se encuentra en la vagina, no causa infección y es necesaria para el buen funcionamiento de ésta. Ahora, cuando el estado normal de la vagina se pierde por alguna razón, la bacteria crece descontroladamente y causa síntomas que son bastante incómodos.
Entre los síntomas más comunes se encuentra la irritación, inflamación y enrojecimiento de los labios y tejidos vaginales. Cuando esto ocurre, los tejidos se vuelven muy frágiles y la actividad sexual o el rascarse pueden hacer pequeñas heridas. Si el cuadro es severo, pueden surgir úlceras y otras formas de infección en la piel.
Además, hay una expulsión de un flujo grueso y blanco que puede o no tener mal olor. También, hay picazón o prurito en la parte interna y externa de la vagina, y molestia o dolor en la parte delantera de la vagina cuando se orina.
La mayoría de las mujeres sufren alguna vez de esta enfermedad, pues por ejemplo, el simple hecho de tomar antibióticos puede hacer que la levadura aumente en la vagina, y se produzca la candidiasis. Sin embargo, si la infección aparece con regularidad, esto es muestra de que se sufre de alguna enfermedad crónica más seria, que puede ser desde la diabetes hasta el VIH.
Muchas mujeres ni siquiera van al médico pues reconocen la infección y ya saben como tratarla, sin embargo debido a que puede ser que la candidiasis esté indicando la presencia de padecimientos más serios es importante que siempre se vaya al médico para un buen diagnóstico así como para tener el tratamiento adecuado.
Ahora, la candidiasis no debe ser prevenida antes de que dé, pues los medicamentos mataran la levadura que la causa y que es necesaria para el sano funcionamiento de la vagina. Después de que se ha tenido la infección, tampoco es buena idea tomar para siempre los medicamentos, pues la levadura se inmuniza a las medicinas y entonces se tendrá que recurrir a una más fuerte y así sucesivamente.
Para evitarse problemas de equilibrio de la presencia de esta bacteria en la vagina, es mejor tratar la enfermedad solo cuando se sufre y siempre con control médico, pues como ya dijimos puede ser muestra de enfermedades más serias o incluso podría ser otro tipo de infección vaginal. Por seguridad y salud, es necesario ir al médico y seguir sus indicaciones.
Incluso, hay médicos que tratan esta enfermedad sin hacer los exámenes debidos, pues la candidiasis es una infección muy común y que en muchos casos no es grave. Sin embargo, es mejor insistirle que te haga las pruebas necesarias como un examen pélvico, un examen del flujo en el microscopio e incluso un cultivo, para asegurarse de la naturaleza de la infección y así tratarla adecuadamente

 

CISTITIS

Inflamación de la membrana interna de la vejiga provocada por bacterias presentes en el cuerpo de forma natural, como la Escherichia Coli. Es común en las mujeres porque su uretra es pequeña y, por ello, las bacterias pueden llegar a la vejiga desde el recto. En la mujer, la enfermedad puede producirse por la fatiga mecánica, o bien aparecer espontáneamente sin ningún tipo de infección asociada.
Micción dolorosa y frecuente. La severidad de los ataques varía mucho: desde una ligera quemazón a un dolor severo con rastros de sangre en la orina. En algunos casos va acompañada de fiebre. Si existe dolor de espalda, puede ser indicio de infección en los riñones, por lo que deberá notificarse a un médico.

 

CLAMIDIA

El microorganismo Chlamydia trachomaris es la causa más común de la uretritis no gonococia . Puede producir además otras enfermedades genitales, entre ellas la inflamación de la vagina o del recto.
Las infecciones clamidias (llamadas simplemente clamidia) se transmiten por vía vaginal o anal. Si no reciben tratamiento, pueden producir en la mujer la enfermedad inflamatoria pélvica (EIP). Ello puede dar a lugar a problemas como embarazo ectópico (en el que el embrión se desarrolla en las trompas de Falopio) y provocar asimismo esterilidad.
Es posible que las mujeres con clamidia adviertan una secreción anormal en la vagina (si ésta o el cérvix están inflamados) y un ardor al orinar si está afectada la uretra. Los hombres pueden notar un escozor o una sensación incómoda al orinar, o una secreción que sale de la punta del pene. Sin embargo, es habitual que la clamidia no cause síntomas, por lo que podría pasar inadvertida.

 

GONORREA

La gonorrea es una de las infecciones sexuales más comunes. Está causada por bacterias,y puede afectar a la vagina, el cérvix, la uretra, el recto o la garganta. Existen diversas cepas de la bacteria de la gonorrea, que difieren en su capacidad de provocar síntomas y en su susceptibilidad a varios antibióticos.
Los síntomas pueden aparecer de dos a diez días después de la infección, aunque muchas mujeres infectadas no presentan sintomatología. La mayoría de mujeres no notan los síntomas hasta que se ha extendido a otros órganos reproductores, como
el útero y las trompas de Falopio.
Las mujeres advierten un cambio en las secreciones naturales de la vagina, que pueden variar de consistencia o volverse verdosas o amarillentas. Los hombres notan unas secreción blanca o amarilla que sale del pene. Es posible que produzca molestias al orinar. También puede haber secreción en el ano si el contagio ha sido por sexo anal, o dolor de garganta si ha sido por sexo oral. El gonococo también puede transportarse desde los genitales enfermos a otras zonas, como la boca y los ojos, con las manos y los objetos de limpieza. Por último, estos microbios también están en las toallas húmedas manchadas, en los retretes públicos e incluso en el escusado del propio afectado, según los microbiólogos.

 

HEPATITIS B

Hepatitis significa "inflamación del hígado". Está causada por un virus presente en la sangre y otros fluidos corporales de la persona infectada. Existen varios tipos de hepatitis, entre ellas la A, la B y la C. El tipo B no es contagioso mediante el contacto normal, pero puede transmitirse por contacto sexual, contacto con fluidos corporales y al compartir jeringuillas. Puede provocar daño persistente en el hígado.
La hepatitis B presenta forma crónica o forma aguda. Es posible padecer la enfermedad sin sufrir síntomas, aunque el daño en el hígado quizá se produzca; el portador puede transmitir la enfermedad sin saberlo. En la fase inicial aparecen síntomas parecidos a la gripe, como tos y dolor de garganta, que pueden ir acompañados de pérdida de apetito, cansancio y dolor en el abdomen. En la fase de ictericia la piel y el blanco de los ojos se vuelven amarillentos, la orina es marrón oscuro y las deposiciones son del color del barro. En las etapas de recuperación vuelve gradualmente el color normal de piel, ojos, orina y heces.

 

SIFILIS

Las sífilis es un mal causado por la bacteria Treponema pallidum, presente en la sangre y otros fluidos corporales de la persona afectada. El enfermo puede contagiar a otros aunque no sufra los síntomas. Las mujeres embarazadas con sífilis pueden contagiarla a su hijo. Los síntomas aparecen en tres fases, aunque las dos primeras quizás no se detecten. Hoy en día no es muy común, pero puede ser seria si no se trata en los primeros estadios. A medida que progresa puede causar daño permanente al corazón, el cerebro y otros órganos vitales.
En la primera fase puede aparecer una úlcera sobre la vagina o el pene (o cerca de estos órganos), y ocasionalmente en la boca y el ano, entre una y doce semanas a partir del contacto con una persona infectada. En la segunda etapa (de dos a seis meses después del contacto) aparece un sarpullido en el cuerpo junto a síntomas de tipo gripal. El daño generalizado en los tejidos de la última fase de la enfermedad puede producirse muchos años después del contagio.

 

HERPES

El virus del herpes tiene muchas formas y causa varias infecciones en diferentes partes del cuerpo. El herpes genital es causado por una forma del virus del herpes simple, el HSV2. Se transmite sexualmente y provoca ampollas en las zonas genital y anal. Cuando las ampollas revientan formando úlceras, resultan dolorosas y muy contagiosas. El virus permanece en el sistema nervioso, pero sólo es infeccioso cuando hay llagas genitales.
Los ataques posteriores pueden desencadenarse por el estrés, un momento determinado del ciclo menstrual, el sexo, la masturbación, la luz solar o la ropa ceñida.
Durante un ataque es posible experimentar síntomas parecidos a la gripe, como fiebre y dolor de cabeza. Quienes lo padezcan pueden notar picor o escozor en la zona genital o anal, y desarrollar pequeñas ampollas, seguidas de úlceras. Éstas no siempre son visibles: pueden quedar ocultas dentro del recto, o en el interior de la vagina y el cérvix en las mujeres. La evacuación de la orina puede ser dolorosa si entra en contacto con las úlceras.

 

TRICOMONIASIS

Más propiamente conocida como tricomoniasis vaginal, se trata de una infección común causada por el organismo unicelular Trichomonas vaginalis. Es causa frecuente de inflamación vaginal en las mujeres, aunque en los hombres no provoque síntomas. Normalmente se transmite mediante el coito con una persona infectada, y la madre puede pasarla a su hijo en el momento del parto. Los síntomas aparecen entre los cuatro días y las tres semanas posteriores al contacto inicial, pero el organismo puede habitar en la vagina durante años sin causar ningún efecto perceptible.
Algunas mujeres descubren una secreción amarilla o blanca que suele tener un olor desagradable y causa picor e irritación. Los hombres contagiados tienen pocos síntomas o ninguno, y por ello desconocen que son portadores de la infección. No obstante, puede producirse una leve secreción y quizás les moleste al orinar. infección. No obstante, puede producirse una leve secreción y quizás les moleste al orinar.

 

URETRITIS

La UNG, o uretritis no gonococia (UNE, o uretritis ni específica) es una inflamación de la uretra en el hombre y de los genitales en la mujer. En este último caso puede denominarse infección genital no gonococia. La UNG es la infección sexual más corriente, y suele estar causada por el mismo organismo que la clamidia. No todos los casos de UNG son de transmisión sexual: alergias y tumores en el pene también pueden producir el trastorno. En los hombres, la UNG puede generar el síndrome de Reiter.
Éste conjuga artritis, uretritis y conjuntivitis, y es en potencia sumamente serio. Los síntomas de la UNG suelen ser los mismos que los de la clamidia. En las mujeres puede darse una secreción anormal de la vagina, y escozor al orinar si la uretra está inflamada. Los hombres quizás noten una sensación de molestia al orinar, o una leve secreción que sale de la punta del pene.

 

VERRUGAS

La causa de las verrugas genitales es el virus de papiloma humano (VPH). Hay por lo menos 50 clases diferentes de VPH que provocan verrugas en varias partes del cuerpo. Las verrugas genitales (condylomata acuminata) aparecen como pequeñas masas de tejido en el pene (bajo el prepucio, en el glande o en el tronco), o dentro del ano y la vagina. En las mujeres pueden ir acompañadas de secreción vaginal. La transmisión se produce por contacto genital y a veces oral.
Aunque son indoloras requieren tratamiento, ya que su presencia parece estar vinculada al cáncer cervical.
Tanto en hombres como en mujeres, las verrugas pueden surgir como erupciones carnosas de varios tamaños que aparecen en cualquier parte de los genitales. A menudo son tan pequeñas y difíciles de ver que pasan inadvertidas. Pueden ser planas, pequeñas o grandes, aisladas o en grupos. Lo más corriente es que formen zonas parecidas a una coliflor. Normalmente son indoloras, aunque pueden picar.

 

LADILLAS

La ladilla, Phthirus Pubis, un pariente próximo a los piojos de la cabeza, es incapaz de saltar, por lo que pasa de una persona a otra a través de unas relaciones sexuales íntimas, momento en el que las zonas púbicas se hallan en contacto. También puede contraerse por medio de toallas sucias, ropa de la cama y prendas de vestir infestadas.
Este insecto gris de dos milímetros de largo se aferra al vello del pubis con las pinzas de sus patas traseras, para alimentarse de pedazos de piel y sangre del huésped. También puede hallar morada en otras regiones vellosas del cuerpo: piernas, axilas, cejas...
La Hembra pone alrededor de ocho huevos al día, que deposita y sujeta en la raíz del pelo. Al cabo de unas semanas termina la incubación de las liendres y el insecto inicia su propagación. La infestación por estos parásitos recibe el nombre de pediculosis. Ésta causa picazón intensa, irritación y sangrado en la zona invadida por el parásito. En la actualidad se cuenta con tratamientos eficaces para su eliminación.
  

 
Volver a Sexualidad

 

 
5x5
Venta de Departamentos
Venta de Departamentos
   
   
   
 
Volver
Linea segmentada
Contacto Imprimir Inicio
Contacto Imprimir Inicio
 
   
         
         
       
         
   
© 2006 - 2007 // Solteros.cl // Todos los Derechos Reservados