Solteros
  Fecha:  
5x5
Terra Linea Punteada Emol Linea Punteada Lun Linea Punteada La Segunda Linea Punteada Gobierno Linea Punteada Sii Linea Punteada Gmail Linea Punteada Hotmail Linea Punteada La Nación Linea PunteadaFlickr Linea Punteada Youtube Linea Punteada Fotolog Linea Punteada Servipag Linea Punteada Mapcity
Solteros
Contenido
bg titulos
5x5
Venta de Departamentos
Servicios Online
Venta de Departamentos
Datos para Divertirse
 
Linea segmentada





5x5
Flecha Título
Flecha Transparente CHILE ERÓTICO Flecha
Flecha
5x5
 "SEXUALIDAD"
 Masajes de Relajación, Masajes Sensitivos, Masajes Eróticos
 
"DEFINICIÓN DE SEXUALIDAD"

La sexualidad es una función vital que influye sobre la conducta de las personas en particular y sobre las relaciones humanas en general. Afecta a todos los procesos fisiológicos y psicológicos del ser humano, aunque no es imprescindible para su supervivencia. Se trata de un impulso instintivo que atraviesa diferentes etapas a lo largo de la vida de los individuos y que es condicionado en gran medida por el entorno sociocultural en el que viven. Pero ante todo, la relación sexual responde a una necesidad de comunicación física y psicológica que va más allá de la mera unión sexual de los cuerpos.  
  • ASPECTOS PRINCIPALES QUE ABARCA LA SEXUALIDAD HUMANA

 LA REPRODUCCIÓN

Desde un punto de vista físico, la sexualidad incluye la sensualidad, que consiste en la estimulación de los sentidos, y la genitalidad, que supone la estimulación de los órganos genitales.
La continuidad y supervivencia de las especies requiere que se generen nuevos seres a partir de los ya existentes.
El ser humano se reproduce sexualmente mediante la fecundación, proceso consistente en la unión de dos gametos, espermatozoide y óvulo, uno de cada progenitor.
La fecundación determina la formación del zigoto o huevo fecundado que, tras un desarrollo embrionario, dará lugar a un nuevo ser. El sexo de un niño es determinado a través de los cromosomas en el momento de la concepción. Durante el desarrollo fetal las glándulas sexuales, ovarios y testículos, segregan hormonas sexuales masculinas o femeninas, las cuales controlan el desarrollo de los órganos sexuales. El ciclo menstrual posibilita que la mujer pueda quedar embarazada en cualquier mes, ya que cada mes el ovario libera un óvulo. Sin embargo, la utilización de anticonceptivos permite a la pareja la decisión de tener hijos o no y el momento en el que desean que ello ocurra. Entonces, la sexualidad puede plantearse independientemente de la función reproductora o asociada a ella.

EL DESEO DE PLACER SEXUAL

Comúnmente, el deseo sexual es designado como libido, apetito, excitación, pulsión, ansia, lujuria, pasión. y puede considerarse como la sensación de carencia, de necesidad de llevar la iniciativa en el contacto sexual o de ser receptivo ante los acercamientos del compañero. Se trata, en suma, de la búsqueda del placer erótico.

El deseo es determinado por innumerables factores, tanto internos -tales como la fantasía, las vivencias, la educación y la personalidad del individuo - como externos - el entorno, las costumbres culturales y todos aquellos estímulos que inciden en el individuo en un instante determinado: una mirada, un olor, una canción, la visión de un cuerpo desnudo, una caricia...

Si estos estímulos son interpretados eróticamente por la persona que los recibe, se produce el despertar del deseo. Sin embargo, el interés sexual se encuentra sometido en buena medida a las fluctuaciones de las hormonas sexuales, entre las que destaca la testosterona, hormona masculina segregada tanto por los ovarios

como por las glándulas suprarrenales que activa los circuitos cerebrales de los que dependen el deseo, el placer y el comportamiento sexual de hombres y mujeres.

También son fundamentales la hormona femenina llamada estradiol y neurotransmisores como la dopamina y la serotonina. El deseo en el hombre suele ser más intenso y se satisface con mayor facilidad, mientras que en la mujer es más lento en despertar y depende además del ciclo menstrual.

El deseo puede dar paso a la excitación, etapa en la que el cuerpo del hombre y el de la mujer reaccionan de forma similar: el sistema nervioso envía impulsos a determinados centros del cerebro, lo que da lugar a algunos cambios en el cuerpo, tales como el aumento de la presión sanguínea, la aceleración del pulso y de la respiración, el envío de sangre a los genitales y el aumento de la sensibilidad de la piel. La duración de estas transformaciones depende de las características del individuo, y suele ser más prolongada en la mujer.

La excitación varía según la intensidad del deseo y la eficacia de las caricias, pero para mantener una excitación creciente hay que estimular las zonas erógenas durante el tiempo necesario. Tras la fase de excitación, si la estimulación continúa, la relación sexual atraviesa otras etapas acompañadas de sus consecuentes cambios fisiológicos, de forma que el cuerpo acumula una tensión que es liberada finalmente a través del orgasmo, momento en el que se experimenta el máximo clímax. Finalmente el organismo recupera progresivamente su aspecto y ritmo habitual.

Se experimenta una sensación física y psicológica de calma, y el momento puede ser aprovechado para expresar la ternura y el cariño hacia la pareja, pues se trata de una situación íntima, de alegría y confianza mutua.

LA COMUNICACIÓN DEL AFECTO

La forma en que se manifiesta la sexualidad humana se debe principalmente al desarrollo del cerebro y a la educación.

Mientras la sexualidad animal es más instintiva, la sexualidad en los humanos es una forma de comunicación, de expresión de los sentimientos afectivos, una tendencia a buscar la fusión física y psíquica con otra persona. Desde el punto de vista físico, la relación sexual supone un acercamiento muy intenso, pues con ella se ponen en marcha todos los sentidos, que actúan como canales de comunicación: el tacto, la vista, el gusto, el olfato y el oído transmiten sensaciones placenteras que crean un clima especial de proximidad que no es alcanzado en otras situaciones.

Desde el punto de vista emocional, la relación sexual, al reunir a dos individuos en el acto común de la cópula, fortalece la unión de la pareja, favorece la intimidad entre los compañeros y proporciona placer y autoestima a ambos.

Sin embargo, el sexo puede dar lugar a efectos negativos:
- Si la persona no lo incluye en su sistema de valores,
- Si se tiene relaciones sexuales con alguien diferente al compañero
- Si no se asume las responsabilidades que conlleva.

Todo ello puede generar conflictos, sentimientos de culpabilidad y malestar.

La sexualidad forma parte de las relaciones humanas, las enriquece y es una fuente de placer, pero para poder vivirla satisfactoriamente es preciso:
- Conocer el funcionamiento del propio cuerpo y el del compañero,
- Estar libre de conflictos educacionales y psicológicos que impidan el placer,
- aceptar y respetar a la pareja,
- Tomar las precauciones necesarias para evitar embarazos no deseados y enfermedades de transmisión sexual
.

Las experiencias sexuales pueden resultar enormemente gratificantes, especialmente si se realizan como forma de expresión del afecto y de los sentimientos de la pareja  

Volver a Sexualidad
 
5x5
Despedidas de Solteros
La Mansión del Masaje, Masajes de Relajación Masajes Sensitivos, Masajes Eróticos
Masaje Sutíl, Masajes de Relajación Masajes Sensitivos, Masajes Eróticos
Masaje Erótico, Masajes de Relajación Masajes Sensitivos, Masajes Eróticos
Relajación Completa, Masajes de Relajación Masajes Sensitivos, Masajes Eróticos
Monica masajes
Sensual relax
Massenki
Paraíso del MasajeParaíso del Masaje
Masajes Touch
Estrellas de Belen
Masajes Touch
Agencias - Escort
Moteles
Motel
Sex Shops
Night Club's
Fono Erótico
Sexualidad
Lencería Erótica
   
   
   
 
Volver
Linea segmentada
Contacto Imprimir Inicio
Contacto Imprimir Inicio
 
   
         
         
       
         
   
© 2006 - 2007 // Solteros.cl // Todos los Derechos Reservados