Colorterapia para dormitorios: La clave es descansar

verdeEl color en nuestras vidas no es un detalle menor. En nuestra ropa denotan nuestra personalidad, así como en nuestra decoración. En otro artículo hablamos sobre la colorterapia en livings y la influencia que tiene en nuestra vida social. Pues, en esta oportunidad, abordaremos los distintos colores que pueden ayudarnos a reponernos mientras dormimos, y lograr así un buen descanso.

La cromoterapia apuesta por generar efectos terapéuticos, los cuales utilizan varias técnicas, dentro de ellas, el uso del color en la decoración como “cromoterapia ambiental”. Así, cada color puede aportar tranquilidad, mayor energía o ayuda para empezar de nuevo. Para el dormitorio, los colores que mejor le van son los que invitan a descansar. Por ende, los rojos, naranjos o amarillos no son los más convenientes.

Tranquilidad y sanación
El color verde es una excelente compañía si queremos recuperar fuerzas. En la psicología del color, a este color se le asocia con lo natural, con lo vital, lo fértil o lo sano. Dependiendo del tono de este color, lo podemos convertir en relajante y refrescante (verde manzana, verde claro, verde pistacho) induciendo serenidad y armonía. O, podemos usarlo en tonos más eléctricos o neón (verde limón) en otras estancias como la cocina, por ejemplo.

Empezar de nuevo
Si necesitamos reanudar nuestra vida, queremos conectarnos con otras personas y al mismo tiempo, agregar paz y serenidad, un buen color es el calipso o turquesa. Este color, junto con brindar efectos refrescantes y relajantes, nos anima a ser más comunicativos, sensibles y creativos. También reduce el stress mental.

Neutros y luminosos
Si lo tuyo no es el color, tonos crudos o blancos serán siempre una buena opción. Ya que el blanco, aumenta la luz al interior de cualquier espacio. Sin embargo, podemos combinar y jugar con tonos chocolate, el color de la tierra, que es mucho más cálido que el negro, y nos aporta sobriedad y seguridad. O, incluir tonos rosa, o fucsia –dependiendo de nuestra osadía-, para sumarle sensibilidad, relax o enamoramiento.

 

* (Para otros datos de interés, hacer clic en el siguiente enlace: “Datos”  y “Bienes Raices”)

Comparte este artículo en tus redes sociales :)

Newsletter
Redes Sociales
Categorías